Lisboa, caminito a Londres

Son las 10 de la noche de un sábado más, mientras unos cuantos amigos cenamos pasta…