Breithorn: 4164 m. sobre skis. Esquí de montaña a lo grande.

De cara al esquí de montaña, hace muy poco nos surgió de forma inesperada la posibilidad de conocer uno de los grandes cuatromiles alpinos, el Breithorn, y hacerlo en pleno mayo todavía sobre skis…. La oportunidad era demasiado golosa para dejarla pasar, y allá fuimos hasta alcanzar los Alpes del Valais suizo.

Esquí de Montaña: Inicio ascensión al Breithorn desde final telesilla Zermatt.

Esquí de Montaña: Inicio ascensión al Breithorn desde final telesilla Zermatt.

Eso sí, una vez visto el panorama, para poder empezar a foquear hay que amarrarse antes a buenas precauciones: A los habituales skis de montaña y focas, en este caso es impresncindible añadir cuchillas de skis, piolet, crampones, arnes, tornillos, e incluso el arva dado el riesgo de grietas del alto glaciar que lo rodea. Como veis, esta seguridad tambien es algo en que los suizos insisten acertadamente.

Con el material y experiencia suficientes, la ruta es técnicamente sencilla y relativamente corta: Salida como es habitual en Alpes desde lo alto del teleférico, para encarar el collado del Breithorn y de allí remontar la pala en eses hasta la arista cimera.
Es una ruta, por lo bonita y asequible, bastante concurrida. En Mayo aun se encuentra mayoría de skis de montaña en ella, pero siempre se encuetran cordadas que se ven mas seguras subiendo (e incluso esquiadores a la bajada) con piolet y crampón pues la pala tiene pendientes de hasta 40º y nieve bastante desigual según los tramos.

Tambien la diferencia de altura desde los 1.616 metros de Zermatt, y a pesar del utilísmo teleférico que absorbe la mayoría del desnivel, se cobra su peaje. Sobre todo, en el final de la ascensión foqueando por toda la pala y la arista.

Esquí Montaña: Pala final a cima Breithorn.

Esquí Montaña: Pala final a cima Breithorn.

Nosotros contamos con un día magnífico, cielo azul y poco viento, aunque frío hasta -15ºC en la arista cimera. La ascensión te va abriendo un panorama alpino increíble con vistas a todo el corazón del Valais.

Por fin, la llegada a la arista cimera te permite asomar a la vertiginosa cara Norte del Breithorn y ver allá al fondo, 2.500 metros en vertical abajo, el pueblo de Zermatt y sentirte rodeado en 360º por cimas legendarias.

La bajada por la pala en skis es deliciosa, aunque breve, y pronto llaneamos de vuelta a Klein Matterhorn, donde teletrasnportarnos otra vez en cable a Zermatt aun con las vistas de los enormes horizontes colgados en la retina.

esqui de montaña zermatt fotos mayayo breithorn (81)

Anuncios