Etiquetas

Maratón Londres 07: La 3ª en la frente.

Han pasado ya unos días de mi 3ª maratón en Londres07 y aun no he ido a correr ni un paso. Me siguen doliendo bastante las piernas. En especial, ambos tendones de Aquiles.
Sin embargo, la “resaca moral” ha sido muy buena. A pesar de sufrir como nunca, sólo me ha provocado más ganas de correr largo…
“Irrecuperables”, dicen 😉

Mientras, estas son algunas de las impresiones “british” que me han quedado:

El circuito: Llano y muy vistoso. Me gustó especialmente la zona de pre-salida, en un enorme parque y con todos los servicios imaginables. Despues, 1er tercio por jardines y zonas tranquilas. Llegada al Támesis, y paso por el Puente de Londres. Se me eriza el vello mientras miles de Londinenses nos animan, justo antes de pasar el medio. Callejas y oficinas por la “Isle of dogs” antes de pasar la milla 20 y encarar ya los ultimos 10k. Nos vitorean miles de personas en todas partes.

Siguen cayendo millas y gritos de ánimo, hasta que ya todo dolorido enfilas hacia Buckingham y pasas los carteles: “800 meters to go”, “600..”, “400..”, “FINISH”.
Maravilloso trazado!
Pese a todo, la meteo lo hizo durísimo por la mezcla de humedad y calor, lamentando incluso un muerto, de tan solo 22 años.

El público: Lo mejor de la carrera. Me extrañó que señalaran en el mapa del circuito cada pub…hasta que empezó la carrera. Si 30 pubs pasamos, 30 fiestas había: Grupos de amigos, pintas y música en vivo a todo trapo. Corría mientras oía tocar a Elvis, Status Quo, Village People…Tambien me emocionó ver a niños de 3 a 10 años todo el recorrido ofeciendo sugus y ositos de goma a los corredores.
O las amas de casa ofreciendonos un bol lleno de gajos de naranja para coger.

Y cuando los corredores de más de 6 horas en carrera llegaban a meta, ahí seguía estando todo abarrotado de público animándoles a rabiar.
Quizá por eso, y aún con un día muy duro, solo 600 corredores abandonaron. Porque un público así, hace magia :-0


Los compañeros de ruta: Más de 35.000 acabaron, y de ellos 1/3 eran chicas…y qué nivel en tantas de ellas! Pero además, corri mucho rato con un Scooby-doo gigante, adelanté a la tribu de los Picapiedra y a varios jefes indios e incluso el último maratoniano en llegar, con un tiempo de carrera de 22 horas fue el propio Indiana Jones arrastrando una piedra de decenas de kilos.

Los españoles sumamos unos 60 en total. El nivel bastante alto, con mayoría de corredores sub 3.30 que venían aquí a por una nueva MMP. El ambiente en el grupo español, un aliciente más para ir a Londres.


Mi carrera: Sobre todo, pasé mucho miedo de no lograr acabar. Salí para un plan de 3.30 (mínimo)-3.45 (probable). Los primeros 10k marcharon bien a 5´/km y 165 latidos, pero…ahí empezó el dolor en piernas (¿?) y los calambres y dudé seriamente de acabar. Pre-carrera había bebido de sobra ( Más de 1L de Lucozade esa misma mañana, incluso) y visto el tema, durante los 42k pasé por 4 duchas, tragué 2L de agua + 1L de Lucozade + 300g de gel Isostar manzana…no entendía porqué me dolía así y tan pronto, la verdad.

Pese a todo, aún pasé el medio en 1.49 pero no tenía sentido seguir así. Del 25 adelante bajé ritmo a 5´30/km y 160 latidos para conservar. Pero por más que bebiera y comiera, a más km mas agarrotado, y ya en los km 30 y 38 unos arreones tremendos me paraban hasta desbloquear la pierna afectada. Del 30 en adelante, iba solo a defender las piernas, yendo por debajo de 150 latidos incluso, manteniendo los músculos en un “mírame y no me toques”. Dallas me dió en la milla 22 (33,3km) ese empujocito justo que necesitaba (gracias!!) y al fin pude acabar las 26,2. Alegría !

El crono de 3.56 no me dejó nada contento, porque venía con la ilusion de lograr 3.45. Aún así he logrado MMP, (bajé 7´ el tiempo de Lisboa de Dic06) y sobre todo acabé con ganas de echarle otro pulso más a los 42k.
El “disgusto” de la marca se me pasó en parte al contrastar con mi grupo de españoles y entender que si 21/22 “pincharon” entre 5-15 minutos quizás no fue tanto fallo mío de entreno o carrera, como otras muchas cosas.
Aun así no es un consuelo, pero sí me ayuda a entender mejor lo que tiene de especial, de duro y de bonito, esto de Filípides. :-))

Anuncios