LA PIERRE ST MARTIN: Estación de esqui, montaña y ciclismo para todo el año.

LA PIERRE ST MARTIN: Esqui, montaña y ciclismo, todo el año. Nuestra sección ESQUI repasa hoy un centro con especial encanto en Pirineos. Los espléndidos bosques del Bearn y el karst de Larra se combinan para ofrecernos pistas de esqui alpino y nordico,  así como raquetas de nieve y más.

Con el pueblo de Arette en su base y la estación en lo alto, la oferta de La Pierre St Martin se extiende a todo el año, siendo en verano un paraíso de ciclistas y senderistas, sin olvidar a la espeleología de lujo. Vamos a conocerla con Mayayo.

Ascension invernal Anie Roncal
Ascension invernal Pico Anie: Este Pirineo me enamoró en los años 90…y hasta hoy.  Foto Mayayo.

LA PIERRE ST MARTIN:

Esqui, montaña y ciclismo, todo el año.

 

LA PIERRE ST MARTIN Y ARETTE: El encanto del Bearn

La región francesa del Bearn-País Vasco combina el mar y la montaña como pocas. Hoy nos centraremos en la región del Bearn histórico, que cuenta con muchas y muy buenas posibilidades para un viaje que descubra su historia, tradiciones y el encanto de los deportes de montaña, sea en verano o invierno.

El acceso desde Pamplona, País Vasco o Zaragoza es sencillo, como podeis ver abajo en el mapa. Podemos apostar por ir directos a sus valles pirenaicos, o acercarnos hasta Pau.

La capital de Béarn es una ciudad con encanto propio, que destaca por su majestuoso castillo convertido en museo y ofrece unas impresionantes vistas de la cadena de los Pirineos. Si lo tuyo son los monumentos, no dejes de visitar dos de ellos en esta zona, que puedes retratados abajo por Turismo de Bearn.

  • Castillo de Pau. Lugar de nacimiento de Enrique IV, rey de Francia y Navarra, también fue la fortaleza de los Vizcondes de Bearne, un castillo fortificado bajo Gaston Fébus, residencia real del Renacimiento y hoy, museo de gran encanto.
  • Catedral de Oloron Sainte-Marie, declarada Patrimonio de la Humanidad como parte del bien cultural de los “Caminos de Santiago en Francia”, es uno de los principales monumentos del Pirineo bearnés. Entre sus elementos más destacados constan el pórtico y su portada románica tallada

LA PIERRE ST MARTIN; DEPORTES DE MONTAÑA TODO EL AÑO.

Cara al verano, senderistas, corredores de montaña y ciclistas gozan aqui de posiblidades casi infinitas: Valle d´Ossau, Valle de Aspe y Karst de Larra son bien conocidos por los vecinos vascos, navarros y aragoneses.

Míticas son sus montañas, con el Pico Anie a un lado y el Midi d´Ossau al otro, como Reyes del Bearn. Mïticos tambien sus puertos ciclistas: Del Col d´Aubisque en Laruns a este de La Pierre de Saint Martin, varias veces portagonista en el propio Tour de France. Puerto de leyenda este, que ofrece 25k/D+1.337m con una pendiente media del 5,37% y coeficiente 410. En verano, la zona entera hierve de ciclistas, senderistas…y espeleos, atraídos por las magníficas simas de Larra.

Si nos centramos en los deportes de invierno, destacan las estaciones de esqui de Gourette y Artouste en el Valle d´Ossau, asi como La Pierre St Martin en los altos de Arette. Cada uno tiene un estilo propio:

  • ESTACIÓN ESQUI GOURETTE: Esqui alpino amplio y variado. Esqui de montaña.
  • ESTACIÓN ESQUI ARTOUSTE: Esqui alpino en familia, precios amables.
  • ESTACIÓN ESQUI LA PIERRE ST MARTIN: Esqui alpino iniciación y panorámico. Hoy repasaremos, a continuación, más a fondo lo que aporta y como disfrutarlo a tope.
Pico Arlas (2.044m) la Pierre St Martin, estación de esqui. Foto: Corinne Crabe.

 

LA PIERRE ST MARTIN: ESTACIÓN DE ESQUI.

La zona de esquí se extiende entre los 1527 metros y 2153 metros sobre el nivel del mar. Sus 24 pistas suman 25 kilómetros y se reparten en 3 áreas principales por las que deslizarse:

El «Espace Découverte» (área de iniciación, zona central) tiene 2 cintas transportadoras y un telesilla que conducen a 6 pistas verdes. Junto con el forfait para principiantes, es el terreno ideal para tus primeros pasos en el esquí sin importar la edad.

El «Sector Horizon» (sector horizonte) lleva bien su nombre: vistas y panoramas hasta el infinito. En un día claro se puede incluso distinguir el océano. Cuenta con dos remontes enlazados de última generación que ofrecen velocidad y máximo confort. En apenas 10 minutos remontamos 900m…que podemos volver a bajar de golpe.

Lo más conocido es quizá su pista azul del «Boulevard des Pyrénées». Con 4.500m de longitud es una de las más largas de la cadena del Pirineo. Desciende desde la parte más alta hasta el corazón del complejo.

El «Sector Contrebandiers», abarca la vertiente del Pico Arlas hacia España en la frontera con valle de Roncal. No hay sillas en el mismo, sino veteranos telesquíes. Pero a cambio esquiamos en un sector alpino con sensación de plena naturaleza..y animando a los ciclistas que suben del Roncal.

Para los que no esquían, existe la opción de hacer una interesante excursión tomando el telesilla Arlas que les llevará a uno de los puntos más altos de la estación para disfrutar de las vistas.

 


 

LA PIERRE ST MARTIN: Mis pistas favoritas, por Mayayo

Esta estación me dio más de lo que, a priori, esperaba por su mapa de pistas. A cada sector de los tres mencionados, una pista o varias, con encanto. Cada una en lo suyo, eso si.

La más mediática es quizá su pista azul del «Boulevard des Pyrénées». Con 4.500m de longitud es una de las más largas de la cadena del Pirineo. Desciende desde la parte más alta hasta el corazón del complejo. Esperaba un tostón y encontré una pista variada y divertida. Panorámicas del Anie y Arlas en lo alto, para virar y hacerse entretenida hasta el final, antes de retomar la silla donde empezamos. Una gran idea para compartir con familia y amigos. 

Las pistas del lado roncalés ofrecen unas panorámicas descomunales: Tomar la silla de Arlas para enlazar descenso azul Arlas a la cabecera de la roja Isaba y descenderla hasta enlazar por telesqui y bajando la azul Cocinelles con la silla de Arlas, me resultó tan sencillo y rápido como adictivo.  

¿Mi descenso favorito? Son casi 700m de desnivel, del tirón en 2,9km.  Enlazamos la subida de las dos sillas de la zona Horizon: La Familly y La Panoramique. Bajamos de la silla a 2.153m. Tras saludar a un muy cercano Anie al frente, nos lanzamos al fondol del valle esquiando siempre entre bonitos bosques. Bajamos primero la pista roja de Lagopodos (1.400m) y al tocar con el cambio de silla, empalmamos descenso por La Noire (1.500m).

No es un gran reto deportivo en sí, pues son pistas amplias, bien pisadas y sin ningun muro llamativo, pero es dificil no repetir o tripitir, dado el gran ambiente del descenso. El final directo al bar, tambien ayuda… 🙂

Y es que, no quiero terminar sin comentar mi rincón favorito para comer/beber en pistas:  la Terraza del Oso en el Pas de L´Ours al pie de esta silla, Soleada, enlaza las pistas del esqui alpino con las de nórdico y además con precios amables (10€ panini + patatas fritas y refresco). Una estupenda combinación, peligrosa incluso.

LA PIERRE ST MARTIN: Galería de fotos.


Espacio Nordico Braca: Buen centro ludico y raquetas.

Existe tambien a unos 3-4km de la estación alpina un espacio nórdico para raquetas de nieve y esqui de fondo. Por desgracia para los fanáticos del esqui de fondo, predomina la parte lúdica de la estación donde las raquetas, los trineos de mushing e incluso las fat bikes sobre nieve permiten gozar del bosque y el karst.

Las pistas para esqui de fondo tienen una longitud limitada, poco más de 15km. Por desgracia, no cuentan aun con huella trazada de clásico. A cambio, están muy bien pisadas cada mañana para skate, si aprovechas antes que los raqueteros se lancen a campar por ellas libremente. Una mala costumbre que los balizajes no logran desterrar.

En fin, está muy bien para ir con familia y amigos para raquetear, gozar con los perros y asi. Para esqui de fondo, prueba un día si quieres. Si no te llega, como me pasó a mi, siempre podemos traer esqui de fondo back country y buscar tu camino (con cabeza) por las pistas en el bosque….o acercarnos a las vecinas pistas navarras.

 


 

LA PIERRE ST MARTIN: ¿Donde alojarse?

Dos soluciones clásicas: Apostar por los muchos apartamentos y plazas en lo alto de la estación, o quedarnos abajo en el pueblo de Arnette.

  • Alojamientos La Pierre St Martin: Hay servicios de supermercado, oficina de turismo y sales de casa a pistas, casi directo. No tiene especial encanto…más allá de estar en mitad de la montaña en altitud y en la misma muga. Para muchos, factores decisivos de por si.
  • Arette pueblo: El mayor freno son los 16km de subida y bajada del puerto diarios, si te quedas aqui a no ser que busques justo eso para rodar con la bici en verano. En mi caso, me alojé en el Hotel de L´Ours donde hacerse entender en español es más que fácil y el trato es bien amable. Los cuartos, algo pequeños pero a cambio un amplio restaurante, parking privado y rica comida de menu diario. Rica, rica.
  • Atypic Lodge: A 1.900m hay una granja pegada al Pico Arlas. Allí se ha instalado un alojamiento atípico de veras: Unos remolques caravana «de luxe» que permiten dormir con vistas panorámcias desde lo alto, comida de la tierra y atención personal desde la granja. No es bararto, pero están a tope. Ni siquiera necesitas saber esquiar, te suben y bajan con motonieve si se tercia.

 

Si eres de comprar cosas típicas en mercado, no dejes de pasar por Arette. Tienen galerías fijas de producto local con calidad y un mercado semanal con gran encanto. Si eres ciclista, no dejes de visitar tampoco la tienda de Laurent. Parece pequeña desde fuera pero está increíblemente bien surtida.

 


 

LA PIEDRA DE SAN MARTÍN: EL IMPUESTO DE LAS TRES VACAS.

Como navarro, me resulta imposible terminar este reportaje sobre La Pierre St Martin sin recordaros el impuesto más antigo del mundo. Ese, que en señal de buena vecindad y armonía, se renueva cada 13 de Julio….desde 1375.

Se trata de una hermosa ceremonia que reúne a Bearneses y Roncaleses, vestidos de epoca, en el punto exacto de la Piedra de San Martín situado en el collado de Ernaz. Allí, apenas a unos metros de las propias pistas de esqui los bearneses entregan tres vacas a sus vecinos del sur de la muga, renovando así el permiso para compartir los pastos.

Se desconoce el origen y la causa de esta ceremonia, que según algunos apuntes remiten al año 125 a.C. Durante siglos, este pago se realizó sucesivamente hasta el siglo XIV en que dejó de llevarse a cabo. Por ello, se sucedieron diversos enfrentamientos que terminaron con numerosos muertos y heridos.

Fueron estas contingencias el germen de la sentencia arbitral que desde 1375 se ha celebrado sin interrupción. Desde entonces, cada año, puntuales, ambos valles renuevan su voto que se ha convertido en fiesta de hermandad.

Es el veterinario de Isaba quien elige las tres mejores reses, que deben tener igual dentaje, pelaje y cornaje. Justo antes de la entrega de los animales. Los bearneses llegan luciendo la bandera francesa y ante los roncaleses, renuevan su compromiso de paz anual.

Una paz eterna, que sellan mediante la imposición de unas manos sobre otras y la expresión «pax avant, pax avant, pax avant» que todos repiten al unísono. Tras el nombramiento de los guardas que vigilarán y cuidarán de los puertos faceros, se celebra una animada comida popular.

Tributo Tres Vacas. foto turismo de navarra


 

Midi d´Ossau y sus hermanas:

Cuatro cimas clave en Pirineo Francés. Radio Trail

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: