Ochomiles: Göran Kropp, Everest 1996. Viaje en bici, ascenso en solo (II). El Mito.

Los Ochomiles vieron llegar de nuevo a Göran Kropp en Abril de 1996, a bordo de su bici y con 108 kg de material a rastras. El viaje en sí a pedal Estocolmo-Nepal había sido increíble. Le esperaban ahora semanas de porteo en solitario al Campo Base Everest con todo a cuestas, sin yaks, sin porteador alguno. Aún si lograba llegar ¿Podría asaltar la cima de Sagarmatha en solo, sin sherpas ni oxígeno artificial? Allá se fue Kropp, con 65kg embutidos en dos mochilas a cuestas.

Göran Kropp campo altura Everest 1996 2

Göran Kropp en los campos de altura, Everest 1996

GÖRAN KROPP: DE ESTOCOLMO A NEPAL EN BICICLETA, COMO APROXIMACIÓN EVEREST. (13.000KM)

La travesía en bicicleta de Göran desde Estocolmo a Nepal arrastrando más de 100kg  de material y comida de altura a pedales a través de algunos de los países  más peligrosos del planeta, como Turquía, Irán o Pakistán, está llena de anécdotas increíbles y de altos riesgos superados uno a uno mezclando coraje y sangre fría por igual. Entre las primeras, la oferta recibida al refugiarse de una tormenta en un burdel húngaro para yacer (sin cargo) con la hija de la dueña. Entre las segundas, persecuciones a pedradas por unos niñatos en Irán, ser usado para prácticas de tiro del ejército en Turquía y unas cuantas más.

En el muy recomendable libro que realizó tras completar la expedición, Ultimate High, esta parte supone el primer tercio del mismo. Aquí un video filmado desde un todoterreno por su propia novia mientras cruzaba las montañas nevadas de Turquía…adelantando camiones en los descensos!

____

El porteo de aproximación al campo base de Everest quizá no quede muy épico en los libros. Llevar 65kg en dos mochilones a cuestas durante semanas de valle en valle a gran altitud no es desde luego lo que más llama la atención a la prensa hoy en día. Pero no deja de ser muy llamativo el contraste con algún moderno alpinista de televisión, al que vemos hacerlo con su macutillo, rodeado de yaks y decenas de sherpas que hacen el trabajo duro y les permiten  “guardar fuerzas”. Lo de siempre en la montaña: No es la cima que se sube, es cómo se ha subido a la cima. Kropp sudó y maldijo casi cada metro de aquella aproximación infernal. Las imágenes lo atestiguan claramente.

____

GÖRAN KROPP EN EVEREST 1996: DOS ASALTOS, LA CIMA SOÑADA Y UNA GRAN TRAGEDIA

El rey de los catorce ohomiles acoge en su campo base al sueco loco, junto a una decena de expediciones de todo tipo. El protocolo interno del campo base Everest es muy complejo, pues apenas hay 15-20 días en la temporada con el tiempo adecuado para poder hacer cima. Y más de 100 personas pendientes de hacerlo. Dada su increíble aventura, Kropp fue “autorizado” por el resto de expediciones para realizar el primer intento de todos. De esta forma, el 3 de Mayo asaltó el último tramo al Everest abriendo huella a tramos con nieve hasta más allá de los muslos. Finalmente, a 500m. por debajo de la cima pensó que iba muy lento y correría gran riesgo al bajar, prefirió renunciar y preparar un segundo asalto más adelante. Sabia decisión.

Mientras Göran descansaba, compartiendo noches con su novia, pero viviendo en tiendas separadas (¿?)  llegó el turno de las demás expediciones. Un cúmulo de malas decisiones y pequeños incidentes desafortunados acabó con veintitrés personas (¡23!) atrapadas en la tormenta a más de 8.000 metros. Hubo compartamientos lamentables y gestos de un heroísmo sin igual. Al final, cinco muertes, tanto de clientes como de alguno de los más grandes guías del Himalaya.  Hay que leer al menos los dos libros de Krakauer y de Boukreev, ya mencionados en nuestro artículo anterior sobre Kropp, para entender algo de aquel trágico Everest 1.996. Y aún asi…

En medio de aquel desastre ajeno, Kropp hizo lo que pudo por colaborar en los rescates subiendo medicinas a los campos de altura, pero en la zona de la muerte la ayuda externa poco puede hacer frente a los elementos.  De hecho, el propio Göran era muy consciente de que al avanzar en solo asumía grandes riesgos casi a cada grieta pasada en la ruta de ascenso y descenso. Era su estilo y su compromiso.

Superando la congoja y el tétrico ambiente del Campo Base tras la tragedia, Göran se lanzó de nuevo en solo a por su segundo asalto a los 8.848 metros del techo del mundo. Era el 23 de Mayo cuando de nuevo avanzaba solo y sin oxígeno por el escalón Hillary. Esta vez sí lo consiguió. ¡Cima! 

Bajó la montaña. Besó a su novia. Rezó de nuevo una oración por los caídos y volvió a casa. Dando pedales.

En su libro,  el  asalto a la cima ocupa el tercio central del relato. El tercio final es su pequeño homenaje a los caídos en aquella tragedia y un intento de analizar qué decisiones pudieron haberse tomado de otra manera. La vuelta a casa tras su hazaña y el descomunal impacto mediático de la tragedia de la que fue testigo (el alpinismo solo llega a las portadas cuando hay muertos, qué triste) lo conviertieron en un icono global. Siguió escalando ochomiles, como por ejemplo,  con su novia Renata de nuevo al Everest en 1999, la primera sueca en el techo del mundo.

Logró sumar cinco ochomiles en su lista y emprendió a veces con suerte, otras no tanto,  grandes proyectos  de travesías polares sobre esquís en el Polo Norte o en el Sur, viajes marinos en kayak. Siempre con la filosofía de llegar más lejos con lo mínimo posible.  En febrero de 2.002 se mudó con Renata a Seattle. En su nuevo país de acogida era toda una celebridad, muy solicitada para motivar a personas de todo tipo y condición en sus conferencias.

ACCIDENTE FATAL DE GÖRAN  KROPP EN 2002.

El 30 de Septiembre de 2.002 Kropp fue con un admirador, Eren Uruc, a  descubrir una nueva zona de escalada en roca. Como suele ocurrir, el grupo de colegas formó varias cordadas y fueron ascendiendo y bajando algunas paredes de la zona, con distintas técnicas en cada caso. Al fin, Göran decidió asaltar “Air Guitar”, una vía de dificultad media y apenas 25 metros de altura. Un poco más de diversión antes de plegar. Casi llegando a cima, algo falló y Kropp cayó al vacío. Su asegurador, que analiza con increíble sangre fría todos los detalles del accidente a continuación,  no pudo hacer nada pues los seguros instalados por Göran saltaron uno tras otro y al fin su cuerpo se desplomó sobre la arista de la base partiéndose el cráneo.

Su cuerpo allí quedó. Su espíritu libre y rebelde sigue vivo en su obra y en la memoria de aquellos que le conocieron.

Renata sigue hoy guiando expediciones a los catorce ochomiles y realizando travesías. Es una gran montañera y aventurera por derecho propio.  Sigue tratando de transmitir a los demás aquella llama que Göran encendiera. Volvió a su tierra de Jönkoring, y podeis seguir su trabajo hasta hoy desde aquí.

Göran Kropp Memorial carving Air Guitar

Göran Kropp homenajeado al pie de la via donde realizó su ultima escalada.

__________

MÁS INFO SOBRE ALPINISMO Y LOS 14 OCHOMILES

Más artículos sobre ascensiones en los ochomiles realizados por Moxigeno.com aquí

Si te apetece probar a correr por las montañas, en carrerasdemontana.com puedes informarte de todo lo necesario sobre esta forma de vivir el monte.

___________________________________

Info recopilada por Mayayo para Moxigeno.com

Anuncios