RUTAS CERCEDILLA: EL PINO DE LA CADENA. HISTORIA Y RUTA(12k/D+500m). LEYENDAS SIERRA DEL GUADARRAMA.

.

El Pino de la Cadenas es quizá el monumento más sencillo en la Sierra del Guadarrama. Y para muchos, el más bello también. Se trata de un ejemplar de pino silvestre al que, para honrar la memoria de su padre recién fallecido, Nicolás Urgoiti salvó de la tala en 1924 al rodearlo de una cadena en homenaje al mismo: “A su querida memoria: 1840-1924”.

.Ayer volví a correr a su vera, por la clásica pista del Calvario que asciende desde Cercedilla al Puerto de Navacerrada. Aquí os dejo su historia y una sencilla ruta de 12km que recomiendo, para visitarlo. 

_______________________

.

EL PINO DE LA CADENA: “A su querida memoria: 1840-1.924”

.

Nicolás María de Urgoiti, (1869-1951) fue un destacado periodista y empresario criado en San Sebastián. En 1917 fundó el diario El Sol, que supuso una revolución en el panorama periodístico español: Persiguió un periódico de calidad y liberal, que de hecho inspiró 59 años después el nacimiento de El País. Fue también el fundador de la editorial CALPE cuya posterior fusión con ESPASA daría lugar a una referencia editorial española durante décadas. Un referente intelectual, sin duda. Pero hoy queremos hablar de el como un montañero más, uno de aquellos Pioneros del Guadarrama que no debemos olvidar.

.

Entre sus aficiones, como a muchos intelectuales liberales de la época, le atraían especialmente las montañas. En 1924, como socio del Club Alpino Español, se hospedaba en el chalet que desde 1907  se había construido en la curva de El Ventorrillo, a la vera del de la Institución Libre de Enseñanza, ambos junto a la carretera que asciende al Pto de Navacerrada y donde nuestra ruta de hoy nos llevará apenas unos minutos tras el Pinto de la Cadena. Tras la Guerra Civil, por desgracia, este chalet del Alpino fue demolido. Hoy día tan solo nos queda un monolito allí enclavado, en recuerdo de aquellos intrépidos de los años 20.

A Urgoiti, como vasco que era,  le gustaban las excursiones y paseos por las montañas, especialmente las rutas bajo el espeso pinar hacia el arroyo de Navalmedio y la pradera de las Cortes. En ellas tenía un descansadero favorito habitual, a menos de 1km del chalet del club, donde gustaba de sentarse a diario para leer bajo un frondoso pino a la vera del camino.  Cuando la noticia de la muerte del padre de Urgoiti llegó al Club, Isidro Jiménez, guarda del refugio, sabía que lo encontraría allí y salió de inmediato a informarle.

En el mismo lugar y hora en que la triste noticia le llegó, quiso Urgoiti rendir homenaje a su padre. En vez de acudir, como se estilaba entonces en su entorno, al alcalde y al cura para organizar una ceremonia, se dirigió más bien al leñador y al herrero. Al uno, le compró a perpetuidad la vida de aquel árbol tan querido. Al otro, le encargó una cadena con eslabones forjados a mano uno por uno.

.

Han pasado casi cien años: El pino, que ya era entonces casi centenario, ha crecido y con cerca de dos siglos a la espalda tiene aun más prestancia que en aquellos años 20. Hoy es un “Arbol Singular” de la Comunidad de Madrid. No tanto por su porte, como por su valor histórico. Y es que aun hoy, como entonces, el caminante puede contemplar a su vera la sencilla cita de homenaje: “A su querida memoria, 1840-1924”.

Los forestales siguen velando por él: Cada vez que el crecimiento del árbol lo requiere, abren la cadena para añadirle un nuevo eslabón. Y ahí siguen, pino y cadena recordando a padre e hijo, en lo profundo del Guadarrama. Ayer volví a pasar corriendo junto a el: Como tantas veces, quise pararme un rato a su sombra y dedicar tambien un pensamiento a mi padre.

______________________

.

LA RUTA (12,5k/D+490m): Os propongo visitarlo siguiendo el mismo circuito elegido por la Carrera de Navidad de Cercedilla en 2012, pues en apenas 12km reviviremos gran parte de los senderos habituales para aquellos pioneros del Guadarrama con la Institución Libre de Enseñanza.

.

La salida de Cercedilla nos permite conocer la Ermita de San Antonio antes de encarar las rampas del Camino del Calvario por donde generaciones de montañeros y ciclistas han subido al Puerto. Pasamos el embalse de Navalmedio y enlazamos con una gran pista forestal. Ascendemos por ella hasta que a unos 5km del Ayuntamiento, tras una curva a derecha encontramos este árbol singular.

.

Tras rendirle visita seguimos remontando la pista hasta el siguiente cruce, donde de nuevo giramos a derecha para iniciar el retorno al pueblo que nos llevará a pasar primero por El Ventorillo que citamos en nuestra historia, Al llegar a la carretera principal tenemos dos opciones: Aquí os propongo salir, cruzar y seguir camino por lo alto para conocer dicha estación del Ventorillo primero y un poco más allá la Casa de las Mariposas, antes de iniciar un bonito descenso al pueblo por sendero de curvas enlazadas.

.

Si preferis no pisar la carretera, ahí mismo a la derecha de la barrera vereis un hierro rojo en el suelo que marca la salida de un divertido sendero que en rápida bajada nos devuelve a Navalmedio y de allí a Cercedilla.  Aquí el track, tal como lo vivimos aquel día de fiesta navideña en Cercedilla.

___________________________________

.

MÁS INFO SOBRE MONTAÑISMO, SKI Y TRAIL RUNNING. 

_________________________

INFO REDACTADA POR MAYAYO PARA WWW.MOXIGENO.COM

.

 

Anuncios