Alta Ruta Chamonix Zermatt: Seis esquiadores de montaña muertos por temporal, junto Refugio Vignettes (3.160m)

.

Para muchos montañeros, la Alta Ruta Chamonix – Zermatt es la más clásica de las travesías por los Alpes. Cada temporada miles de esquiadores y montañeros del mundo entero realizan este itinerario de unas 6-7 etapas, a menudo alargadas hasta Saas Fee, atraídos por la resonancia mítica de estas dos mecas del montañismo. Senderistas, corremontes y esquiadores de travesía sueñan por igual con ella, estando el record actual a pie fijado por Iker Karrera en 2012 en tan solo 21h20m mientras las tablas quedan en las 16h35 de Bastien Fleury y Olivier Meynet en 2016.

.

El pasado Domingo un fuerte temporal atrapó a catorce esquiadores de montaña, en su marcha hacia el Refugio de Vignettes. Obligados a soportar condiciones extremas hasta la llegada de los equipos de rescate, seis de ellos han perdido la vida, mientras tres más continúan hospitalizados en estado muy grave por las secuelas.

Refugio Vignettes a 3.160m, bajo Aiguille de la Tsa (I) y Dent Blanche (D). Foto: Wikipedia.

______________________

.

ALTA RUTA CHAMONIX – ZERMATT: TRAGEDIA CON SEIS MUERTOS EN REFUGIO VIGNETTES. 

.

La Alta Ruta Chamonix Zermatt abarca, como toda gran travesía de montaña, variantes de todo tipo. Sin embargo, dentro de los puntos habituales de parada desde la salida de Chamonix, la gran mayoría coincide en tomar el Refugio de Vignettes situado a 3.160m de altitud como objetivo para el final de la quinta etapa. Se trata de una parada con gran tradición histórica, pues si la primera alta ruta fue realizada en 1881, desde 1924 ya se instaló allí un bivac habitual y desde 1946 se construyó el refugio cuya imagen abre este artículo. De allí a la meta final en Zermatt (1.600m) restan apenas 1-2 días más según se quiera trazar el tramo final, tal como se puede apreciar en este mapa panorámico.

 .

El pasado domingo, dos grupos diferentes que sumaban en total catorce personas quedaron bloqueados por las condiciones, no pudiendo alcanzar este refugio en las alturas de Arolla (cantón de Valais, Suiza) y tuvieron que ser rescatados ayer Lunes por la mañana. En el grupo había franceses, alemanes e italianos, obligados por el temporal a pasar la noche al raso a más de tres mil metros de altitud.

.

La alerta fue dada a las 6:30 de la mañana de ayer Lunes. Siete helicópteros fueron movilizados por Air Glacier, luego por Air Zermatt y Rega para intentar salvar a las 14 personas atrapadas. Pese al operativo de rescate y al rápido transporte a varios hospitales en Valais y los cantones vecinos de Berna o Lausanne, la policía cantonal de Valais confirmaba ya en la tarde de ayer Lunes un primer balance provisional con cuatro muertos y cinco heridos graves, que el paso de las horas no haría sino agravar.

.

El objetivo del grupo era, como el de tantos otros, acogerse a los muros de Vignettes (3160 m) en las alturas de Val d’Hérens, como última parada antes de la etapa final de la travesía. Por desgracia, nunca llegaron al refugio pues quedaron atrapados por el temporal que se levantó el domingo por la noche en los Alpes suizos. Según los primeros elementos de la investigación, un grupo de 10 esquiadores incluyendo un guía y otro grupo de cuatro personas que se encontraban completando la Chamonix-Zermatt, abandonaron el Refugio Diez (2928 m) el domingo en dirección a la de Vignettes (3157 m), por la ruta de “La Serpentine”.

Los catorce alpinistas fueron sorprendidos por una tormenta en el sector de Pigne d’Arolla (3790 m), que domina las alturas sobre el refugio. Se vieron obligados a detenerse y pasar la noche a una altitud de 3.270 m, mientras las temperaturas descendían a -10ºC, con la sensación térmica agravada por el efecto viento y la nieve continua.

.

La primera alerta fue dada por el refugiero de Vignettes, Jean-Michel Bournissen, guía de montaña y veterano de varias operaciones de rescate, al no llegar el grupo previsto para la pernocta. Siguiendo los protocolos suizos, se contrataron de inmediato los recursos de rescate necesarios y hasta siete helicópteros de Air-Glaciers, Air-Zermatt y REGA con varios médicos y salvavidas a bordo fueron enviados a la escena. Al llegar, los equipos de rescate descubrieron a catorce personas: Varios de ellos estaban en situación de hipotermia severa, mientras el guía había ya fallecido por una caída al tratar de buscar una salida para el grupo y según algunas informaciones, fallar un anclaje.

.

Los rescatados fueron transportados en helicóptero a varios hospitales en Valais y fuera del cantón en Martigny, Sion, Berna, Lausana, Visp. Pese al esfuerzo, tres de ellos murieron allí por hipotermia el mismo Lunes, mientras otros cinco quedaban todavía en estado grave. Los restantes cinco montañeros sufrían de hipotermia leve, pero sus vidas no estaban ya en peligro.

Como ocurre a menudo ante grandes temporales y ventiscas en alta montaña, la información dada por los rescatistas de Air Glacier, que llegaron por primera vez al lugar de la tragedia el lunes por la mañana, el grupo atrapado en la tormenta el domingo por la noche estaba a solo unos cientos de metros de la cabaña Vignettes (3160 m), una distancia que bajo el temporal y en un terreno tran agreste como el que refleja el mapa abajo, impidió la salvación del grupo.

Según algunas informaciones, pendientes de confirmar, el guía que lideraba el grupo de 10 personas, en su mayoría italianos y alemanes, cayó en el descenso de la Pigne d’Arolla (3790 m), mientras estaba tratando de reconocer el pasaje y se cree que murió a causa de las fracturas. Los nueve excursionistas que le acompañaban, así como un grupo de franceses allí atrapado tambien, optaron entonces por pasar la noche afuera a 3270 m de altitud, apenas a 100m por encima del refugio.

.

Seis muertos y grave riesgo para tres más: La policía ha confirmado en la mañana de hoy martes,  que a última hora de la tarde del 30 de abril murió una quinta víctima. A  primera hora de la tarde se hacía oficial una sexta víctima mortal.

Las primeras cinco víctimas eran todos de nacionalidad italiana. Entre ellos, el primer fallecido fue Mario Castiglioni, de 59 años, un guía de montaña de Como, que lideraba un grupo de nueve clientes con quienes arrancó para completar la alta Ruta Chamonix Zermatt, el 26 de abril. Murió después de caer en el descenso del Pigne d’Arolla, mientras reconocía el paso a través de la traza correcta a pesar del mal tiempo. Vivía en Suiza en el cantón de Ticino, donde junto con su esposa búlgara creó una agencia de excursiones de montaña. Esta último ha sido la última víctima oficial, conocida esta misma tarde. Los otros cuatro muertos son esquiadores alpinos veteranos italianos, dos parejas de 53 y 45, según la policía suiza. Las cinco víctimas murieron ya en el hospital como resultado de la hipotermia.

Así pues, a resultas del temporal, el trágico balance es de un fallecido por caída, cinco por hipotermia y tres personas todavía en estado grave por la misma, según el último informe.

El Cervino, desde el sendero que sube por Zermatt. Foto: Mayayo.

___________________

.

ESQUÍ, MONTAÑISMO Y TRAIL RUNNING, DEPORTES HERMANOS.

_________________________

Info redactada por Mayayo Oxígeno para www.moxigeno.com