REFUGIO BAYSELLANCE (2.651M) El refugio más alto del Pirineo cumple 121 años. Base ascensión Vignemale, travesías GR10 y HRP.

REFUGIO BAYSELLANCE (2.651M) El refugio más alto del Pirineo cumple 121 años, en la ruta al Vignemale  Nuestra sección MONTAÑISMO se centra hoy en esta perla histórica del Pirineo Francés. Situado en el macizo de Vignemale, con una impresionante vista del circo de Gavarnie, el refugio de Bayssellance es el más alto guardado de los Pirineos, solo superado por el refugio libre de Tucarroya.

Se encuentra en la vertiente oriental de Hourquette d’Ossoue, al pie de Vignemale, entre los valles de Gavarnie y Ossoue , dependiente administrativamente del municipio de Gavarnie-Gèdre en el departamento de Hautes-Pyrénées en la región de Occitanie. Base obligada para las ascensiones al Vignemale, es tambien etapa fija para travesías GR10 o HRP (Alta Ruta Pirenaica)

 

REFUGIO BAYSELLANCE (2.651M)

El refugio más alto del Pirineo cumple 121 años,

 

El primer alojamiento histórico para montañeros en el Vignemale fueron unas cuevas. Abiertas por el pionero Henry Rusell, hay hasta seis cuevas, repartidas en dos grupos de tres, que aun hoy podemos visitar. Las tres primeras, Grotte Bellevue están en plena ruta de acceso al Baysellance y se conservan en buen estado, tanto como para poder usarlas si lo deseas. Las segundas, horadadas a más de 3.000m de altura en la pared del Pic Clot de la Hount, están hoy sin embargo suspendidas a una decena de metros del actual nivel del glaciar, por lo que no están en uso habitual. Una pequeña escalada podrá servirte para verlas de primera mano.

El refugio que las sucedió a partir de 1899 fue bautizado así en honor al ex alcalde de Burdeos Adrien Baysselance. Pireneista y ex presidente del Club Alpino Francés de Burdeos, fue precisamente el quien inició su construcción en 1899. La renovación completa realizada en 2003, ha conservado su peculiaridad arquitectónica: Una cubierta de cobre y estructura abovedada.

 

BAYSELLANCE: BASE ASCENSIONES VIGNEMALE Y FINAL ETAPA PARA SENDEROS GR10 Y HRP.

El acceso se puede realizar por varias vías, siendo la más habitual la que parte desde Gavarnie: Una pista forestal con mal piso recorre unos 8km hasta desembocar en el Barrage d´Ossue a unos 1.800m de altitud. De allí hemos de remontar aun 850m más, por un bonito sendero entre cascadas que nos dejará por fin unas 2h30 despues en el refugio.  Tambien podemos acceder desde Cauterets a través del valle de Gaube, desde donde debemos remontar la Hourquette d’Ossoue para dejarnos caer despues hasta el refugio .

Punto de partida de la ruta normal del Vignemale, situado en el corazón del Parque Nacional, etapa imprescindible del GR 10 o de la Haute Route Pirineos, el refugio Bayssellance es un lugar espectacular para montañeros y senderistas. Los unos, para afrontar las ascensiones el macizo de Viñamala. Los otros,  para seguir su ruta por el GR10 o la Haute Route Pyrenees podrán disfrutar del ambiente de alta montaña frente al glaciar d’Ossoue.

REFUGIO BAYSELLANCE: SERVICIOS EN LA EPOCA COVID19.

Con una capacidad normal de 58 plazas, estos días de COVID19 se ha restringido hasta un máximo de 25 plazas. Por tanto, es más importante que nunca reservar en línea en la web del refugio antes de contar con alojarnos en el. Pierre Lafont ha sido el nuevo guardián del refugio Bayssellance en Gavarnie desde mayo de 2014 y reemplazó a la Sra. Paola Gavard que quiso dar una nueva orientación profesional, después de diez años en el refugio. Hoy día, Pierre cuenta con dos chicas que le ayudan en la atención diaria a los montañeros.

Si las plazas bajo techo están cubiertas, tambien podemos pedir permiso para acampar fuera, donde las tiendas podán estar montadas solo durante las horas nocturnas y deben desmontarse despues. A cambio, hay multiples rincones acondicionados con murete y una fuente exterior, además de unas descomunales vistas a todo el Circo de Gavarnie, de los Gabietos al Marboré y más allá.

Los servicios del Baysallance son los propios de un refugio francés con guarda, lo que incluye buen desayuno (desde las 6AM incluso) y buena cena. En nuestro caso, la pasada semana disfrutamos de crema de legumbres primero, arroz con ternera picada y tomate despues, queso de vaca y tartaleta chocolate de postre. ¿No está mal, no?

REFUGIO BAYSELLANCE, UNA CONSTRUCCIÓN HISTÓRICA QUE SUCEDIÓ A LAS CUEVAS.

Henry Russell construyó en 1877 con la ayuda de la CAF al pie del Cilindro, el primer refugio de montaña para el turismo. Es un simple muro bajo apoyado contra la roca. Y lo hizo con dudas personales importantes, como el mismo reconoció: “No hay nada más feo, más espantoso, más repulsivo que una casa en medio del caos eterno y sublime de las montañas.»

Ansioso por pasar más noches en la montaña, pronto pensó en otro tipo de refugio menos invasivo: las cuevas. De 1881 a 1893 mandó excavar siete. Así, el 1 de agosto de 1882 se completó la primera cueva: La villa Russell ubicada a 3205m en el paso de Cerbillonna (3 m de largo, 2,5 m de ancho y 2 m de altura). En 1885, hizo cavar la segunda, para los guías. Y ya en 1886 llegó la tercera, para las damas. En 1888 fue el turno de las tres cuevas de Bellevue. La última será excavada en 1892: es la cueva del paraíso, ubicada a pocos metros bajo la cumbre del Vignemale. Poco despues, en 1899 llegaría el Refugio Baysellance, un digno y armonioso sucesor.

 

Si visitas el Ref. Baysellance, no dejes de dedicarle un tiempo a la contrucción en sí: Cabe destacar que fue diseñado con la participación del pionero Henry Russell y Henri Vallot (ingeniero central , primo de Joseph Vallot). Se ha revisado y ampliado muchas veces ya y lógicamente queda poco de la construcción original, pero se ha conservado su estilo. En pleno 2020, no debemos olvidar que son ya 121 años historia la contemplan y eso no es cualquier cosa.

Construido en piedra, mediante la técnica ojival como su antecesor, el refugio de Tucarroya. Más de un siglo de tormentas y nevadas ha superado ya esta maciza construcción de bóveda ojival destinada a dar cobijo a la noche. Una construcción además, realizada con materiales tomados directamente del lugar, Aunque inicialmente contaba con pocas aberturas, la posterior ampliación se realizó extendiéndose longitudinalmente y en cruz.  Un trocito de historia alpina en plenos Pirineos, que merece saborearse.